Cada pieza de cobre es elaborada con el amor y cariño de nuestras manos artesanas. En cobre moderno imaginamos, creamos y decoramos cada espacio con piezas únicas para gustos muy exigentes, desde lo más tradicional hasta lo más moderno.

Trabajamos siempre en un entorno de respeto y cada artesano que labora en el taller lo hace de forma honesta, dedicando todo su esfuerzo y dedicación a las piezas que creamos. Por ello, los productos que ofrecemos son únicos y delicados.

Somos la tercera generación de familias de maestros artesanos: crecimos rodeados día a día en el sonar de los martillos en los talleres de nuestros abuelos y posteriormente de nuestros padres, quienes nos criaron en un ambiente de constante búsqueda por la innovación en el diseño y creatividad en la creación de piezas únicas especiales elaboradas a mano.

Desde pequeños tomamos admiración y un especial cariño a la elaboración de artefactos de cobre, pues al elaborarlas con nuestras propias manos y ver lo que podíamos crear sentimos una gran motivación. Aún más, al ver las piezas hermosas decorando hogares empezamos a sentir cómo ese gran orgullo invadía nuestros corazones.

Esa pasión que empezó a formarse cuando éramos niños se ha convertido en nuestro trabajo. Puedes estar seguro de que, cuando adquieres algo de nuestra tienda, estás comprando algo único, personal y hecho especialmente para ti. Tu pieza forma parte del algo mucho más grande: creemos que lo que compras es una elección consciente para apoyar algo, y sabemos que podemos tener un impacto significativo con el esfuerzo colectivo de nuestra comunidad. Más allá de devolver, estamos estableciendo un nuevo estándar para lugares de trabajo felices, justos y éticos. Nuestro taller en Santa Clara del Cobre, está lleno de personas que hacen lo que aman.

Con cariño,

Sonia y Ramón.